En España nueve de cada diez startups desaparecen en el cuarto año de vida

0

El 90% de las startups desaparece al cumplir su cuarto año. Así lo ha destacado Javier García, cofundador de CarMedia Solutions, du-rante la jornada sobre El emprendimiento en España: Mito y realidades, organizada por el Observatorio Funcas de la Empresa y la Industria (Ofei).

Sin embargo, “no tener éxito con una startup no significa fracasar, ya que posiblemente ese 90% que ha fallado, ha aprendido muchísimo y esa experiencia la aprovechará repitiendo”, señaló Javier García. Fundador de esta pequeña empresa con tres años de antigüedad y dirigida a las nuevas soluciones de movilidad, Javier García considera muy importante conocer el sector antes de iniciarse a emprender, sin embargo, destaca el tener motivación, ganas y un modelo de negocio viable, entre otras cosas, para brillar.

En el mismo sentido, Francisco Blanco, coordinador de Emprendimiento en la Universidad Rey Juan Carlos, afirmó que la mayoría de los emprendedores que tienen éxito son gente que sabe del sector, que ha estado en él y que en un momento dado deciden dar el paso de empleado a emprendedor.

Por otro lado, Víctor González, fundador de la compañía de software Next Limit Technologies, destacó que para un emprendedor, el miedo es a veces el peor enemigo. Asimismo, una de las dificultades que resalta es conseguir que el proyecto sea sostenible a largo plazo.

Iniciativas públicas

En el ámbito público, una de las iniciativas más relevantes es a través del programa Madrid Emprende. Concha Díaz de Villegas, directora de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, señaló que las administraciones públicas tienen que facilitar el apoyo en las primeras etapas a través de formación, aportación de conocimientos, asesoramiento, etc.

El apoyo al emprendimiento de la Comunidad de Madrid es una estructura formada por seis viveros de empresas localizados en seis distritos. Estos espacios cuentan con despachos de asesoramiento, espacios de coworking, así como zonas donde llevar a cabo actividades de carácter formativo de emprendimiento y de networking.

Entre otros proyectos se encuentran los Premios Emprendedoras, cuyo objetivo es promover e impulsar el emprendimiento femenino o los Premios de Emprendimiento Social cuyo fin es contribuir al reconocimiento de proyectos originales, creativos, innovadores y generadores de impacto social y medioambiental.

Empresas privadas

Por último, empresas del sector privado también desarrollan iniciativas como el Fondo de Emprendedores de la Fundación Repsol. Tal y como manifestó Roberto Jiménez Torre, gerente de Emprendimiento de la Fundación, el programa nació en 2011 con la voluntad de contribuir a la sociedad y fomentar el tejido empresarial en el sector energético. “Entendíamos que cualquier iniciativa que mejorara los procesos, consumos energéticos… tenía que ser recompensado. Por ello, nos lanzamos a la piscina”, añadió Jiménez Torre.

Tras siete ediciones, cuentan con dos categorías. La primera de ellas, Ideas, da la posibilidad de acelerar y estimular el proyecto mediante una ayuda de 2.000 euros durante un año. Por otro lado, en la categoría Proyectos, los galardonados optan a conseguir 6.000 euros al mes durante un año, con la posibilidad de prolongarlo un año más. De esta forma, en un primer año conseguirían 144.000 euros, que podrían convertirse en 288.000 euros a través de la opción de prórroga a la que una gran mayoría logra optar.

Asimismo, los campos a los que se pueden presentar según la idea del proyecto son seis, entre ellos se encuentran temas como la economía circular, nuevos materiales, energía distribuida, etc. Una nueva edición acaba de abrir su convocatoria el 29 de enero, y permanecerá abierta durante un mes y medio aproximadamente.

Ver más en: El Economista

Leave A Reply